No hay visitas. Pero abrimos para despedir y recordar a Santiago Almarza.

Cuando el mundo está tan lleno de dolor es difícil sentir más, pero así ocurre cuando nos deja un hombre bueno, tan ligado a nuestro pueblo. Nadie dibujó Santa Cruz cómo lo hizo Santiago Almarza.

Todos tenemos alguna copia de dibujos suyos en casa, y esa tarea no ha sido la mayor de su vida, que fue la dibujar con humor, sarcasmo, ironía, agudeza, sabiduría, ternura e inteligencia la vida cotidiana de en nuestra nación.

Vaya para él nuestro más emocionado recuerdo y pésame para su familia, que pierde un gran hombre, aunque, en realidad, lo perdemos todos un poco. Ahora solo nos queda su obra. Y, afortunadamente, es mucho lo que nos deja. ¡Que la tierra te sea leve!

Dionisio Urbina

Santiago Almarza Caballero (1931 – 2020)

Nuestro agradecimiento una vez más a GROSAN que realizó este video en la exposición que ACAME hizo en 2008 a Santiago Almarza y su obra.

Os recordamos que en nuestro Archivo podéis consultar algunos poemas, textos y caricaturas de personajes de nuestro pueblo, obra de Santiago Almarza.

Gracias por dejar vuestros pensamientos y recuerdos más abajo. Se los haremos llegar a su familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 comentarios

  1. Redacción dice:

    Reproducimos aquí el escrito de Nieves Almarza, con todo nuestro afecto a su familia.

    Mi padre tenía un profundo amor por su pueblo, Santa Cruz de la Zarza. Un amor humilde, sincero y desinteresado… como él mismo era. Y sé que su pueblo también le apreciaba.

    Disfrutó mucho el año que fue pregonero y tanto Ayuntamiento como ACAME, hicieron posible que buena parte de sus obras pudieran exhibirse en su pueblo.

    Todos los años, cerca del mes de julio, ya estaba dándole vueltas a cuál sería el tema de la acuarela para pintar en la contraportada del Programa de Fiestas de Santa Cruz. Lo hacía con verdadera ilusión.

    Versos, caricaturas e ilustraciones que poder ofrecer a su pueblo de esta manera.

    Sé del valor y la excepcionalidad de su obra, pero para mí, lo realmente valioso e importante es que sé que ha sido el mejor PADRE del mundo.

    Me ha enseñado a ver la vida desde la perspectiva del humor, la libertad y la bondad sin apenas darme cuenta.

    Y como siempre…se cumple el tópico que detrás de un gran hombre…siempre hay una gran mujer…tu inseparable Pepita.

    Te queremos papá

    Nieves Almarza 19/04/2020

  2. Redacción dice:

    El sabor de mi pueblo. Por Santiago Almarza Caballero (1989)

    Siempre tuvo mi Pueblo, a simple vista,
    un estilo arrogante y altanero,
    envidia del viajante y forastero,
    modelo del pintor y del artista.

    Es su historia con su arte, apologista,
    en escudos y blasones, no es austero,
    moradas y mansiones de caballero,
    vestigios de batallas y de conquista.

    El barroco en portadas, es opulento,
    ermitas porticadas, viejo convento,
    que el avance del tiempo va transformando.

    Mi sospecha y temor es que el progreso,
    a este rancio pasado, tuviera acceso,
    y el Sabor de mi Pueblo fuese acabando.

  3. Redacción dice:

    Humor se escribe con hache, Vitín

    El humor se escribe con hache,
    y el lápiz en la mano
    de Santiago Almarza
    recorrió las virtudes
    y los defectos humanos.

    Santiago estaba lleno
    de humanidad,
    de humildad,
    de generosidad,
    de sencillez
    y sobre todo
    de buen humor.

    Sus viñetas siempre
    captaron con espíritu crítico
    los aciertos y los errores
    del mundo en el que vivía.

    Sonreía por debajo
    a la inteligencia suspicaz
    de sus personajes
    que le hablaban al oído.

    Santiago se ha ido
    en unos momentos
    de viñetas Almarzanianas,
    con lo que cae,
    en su creación podría
    hacernos reír llorando.

    Santiago nos deja
    un legado,
    que el humor bien armado
    sea pensamiento
    en los tiempos desolados.

    Un abrazo donde estés.

  4. Alfredo Avia dice:

    En los momentos difíciles solemos decir: Se nos ha ido…. aunque en el caso de Santiago Almarza, mejor debemos usar el “nos ha dejado “.

    Santiago Almarza tendrán que pasar años, décadas para que no continúe dejando su huella en todas las santacruceras.

    Quien le hemos conocido y disfrutado no solo de su obra, también de su compañía sabemos bien que tocaba muchas materias artísticas. Sus dibujos de acuarelas que ha dejado, nos ha dejado, un legado de imágenes de nuestra historia que como se dice en estos caso, “una imagen valía mas que mil palabras”.

    Que decir cuando trabajaba las caricaturas con unos pocos trazos plasmaba las caras de personajes. De su dilatada obra de viñetas, con esa ironía, humor algo manchego con algo de sorna castellana, nos llenaron y nos llenan de miles de sonrisas. Y siempre con una crítica sutil social. Afortunadamente en el Museo Joaquín Arias, ACAME, tuvimos la suerte de recopilar una retrospectiva exposición de su obra, en parte digitalizada en nuestra Web y otra en archivo de la Asociación. Uno de los más ricos legados que el museo tiene.

    A menudo se suele tener una imagen distorsionada del humorista, pero Santiago era todo humanidad. Amante de tener amigos por doquier, aparte de su familia, sus paisanos y amigos. Algo que se gano a pulso por su forma de ser.

    Nos deja su obra, sus pinturas, sus viñetas, su legado que perdurara como las obras de las buenas gentes, de su paso por la vida. Personas que como Santiago dejan huella. Nos han marcado.

    Gracias Santiago por haber nacido en nuestro pueblo. Que la tierra te sea leve.